Buscar este blog

viernes, 28 de mayo de 2010

Elisa y Marcos


Como cada mañana Elisa salía a recolectar frutos. Aquella estación había sido fría, muy fría, había nevado casi cada día y la nieve se acumulaba en las laderas de las montañas, lo que hacía la recolección de frutos muy complicada; pocos permanecían aun sin congelar ya que no abundaban por aquel paraje.
Mientras Elisa y otras mujeres de la tribu recolectaban frutos, Marcos y el resto de hombres empleaban el tiempo en la caza, se pasaban horas buscando las mejores presas para alimentar a las mujeres y niños.
Cuando la caza terminaba volvían al campamento con sus presas para que las mujeres cocinasen el alimeneto; volvían todos juntos ya que por seguridad tenían establecida una ley, "La caza no es individual".
Aquella Mañana Marcos se había retrasado en la vuelta al campamento, por lo que el camino tuvo que hacerlo solo.
Cuando cruzaba la colina más frondosa oyó un alarido que se acercaba por su espalda, se volvió y no tardó en ver a Elisa corriendo despavorida. En pocos segundos alcanzó a Marcos y en un instante un alud de nieve les envolvía.
Habían conseguido sobrevivir, pero comenzaban a helarse con rapidez, con extrema dificultad consiguieron acercar sus cuerpos para transmitirse calor, aunque sabían que tradarían poco en morir.

Así fue como Elisa y Marcos, dos desconocidos, se unieron y permanecerán juntos para siempre, en sus recuerdos y en nuestra historia.




Esta historia evidentemnte es ficticia, pero quien sabe si en algun lugar, en algun momento, en algun tiempo aun desconocido pueda ser real....
Elisa y Marcos en realidad existieron, con otros nombres y otra historia. Permanecieron al Neolítico y hace poco han sido hallados los restos de sus cuerpos abrazados en Cádiz. Se cree que son un hombre de entre 35 y 40 años y una niña de entre 12 y 14 años y que el lazo que les une es un matrimonio muy común en la epoca para mujeres de tan corta edad.

((Esta ha sido otra actividad del curso de Monitor Sociocultural que estoy realizando))

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada